Cirneco del Etna – Ficha

Cirneco del Etna

El Cirneco del Etna es un perro de caza indicado principalmente en la caza de conejos salvajes, pero también empleado en la caza de faisán y perdiz. Se adapta a diversas situaciones adversas, como terrenos difíciles, altas temperaturas, resistiendo la escasez de comida y agua por largos períodos de tiempo. En su método de caza era bastante común emplear el Ferret (Furão) como su compañero y se basta principalmente del olfato. Además de esa función es también perro de guardia y de compañía.

Este perro puede ser conocido por Cirneco del Etna o Cirneco dell’Etna, como es comúnmente llamado en Italia.

 



 

Origen del Cirneco del Etna

Estudios sobre las razas de perros existentes en la región de la cuenca del Mediterráneo concluyeron que la raza Cirneco del Etna es descendiente de perros criados en el Valle del Nilo durante la época de los faraones y que habrían llegado a Sicilia gracias a los Fenicios. Actualmente existe otra vertiente que considera que ese perro surgió en la región próxima del Etna muchos siglos antes de Cristo, incluso con registros de la raza en grabados y monedas. Se presenta semejanza con el Perro del Faraón.

Su patrón fue redactado por primera vez en 1939, mismo año en el que fue aceptado en el Italian Kennel Club y ganó la denominación “del Etna” en su nombre, dejando de ser conocido sólo como Cirneco. El primer club americano para la raza Cirneco del Etna fue formado en 1997 y forma parte del Foundation Stock Service (FSS) desde 2007.

Cirneco del Etna Posando
Cirneco del Etna Posando

Comportamiento del Cirneco del Etna

El Cirneco del Etna un temperamento fuerte, pero es también gentil y afectuoso. Activo y ágil es al mismo tiempo dócil y un compañero agradable, apreciando la relación con su familia. Cuando está en casa le gusta jugar, convive bien con niños y otros animales domésticos cuando crece junto a ellos. Es un buen guardia, pues es desconfiado con quien no conoce, sin llegar a ser agresivo. Debe ser entrenado de forma firme, pero al mismo tiempo suave, desde temprano.

Como es independiente y alerta, el perro Cirneco del Etna es un gran perro de caza, teniendo también una naturaleza curiosa y bastante inteligente que necesita ser satisfecha con alguna estimulación mental. Es un perro simpático y que debe ser reprendido cuando muy tímido o muy agresivo, pudiendo hacerse dominante cuando se le permite.

Aspecto del Cirneco del Etna

Perro delgado y elegante, de aspecto primitivo, tamaño medio, siendo resistente y robusto. La piel es fina y bien ajustada, el color varía con el del pelaje y nunca debe ser despigmentado. Las patas son de formato oval, con las almohadillas plantares duras y uñas resistentes y curvas, ambas presentando color ocre rosado o marrón, nunca siendo del color negro. Suele moverse a galope, con períodos donde el trote se hace presente. Los pelos son rectos y rígidos, semejante a los de los caballos, son semi-largos en el cuerpo y cola y cortos en la región de la cabeza, orejas y miembros, de apariencia lisa y asentada. Se puede presentar en el color fulvo, intenso o diluido en tonos como arena, isabela, etc., en el color blanco, blanco con mancha en tono naranja está permitido, también puede ser fulvo con manchas blancas en el pecho, vientre, patas, punta de la cola , rayas blancas en la cabeza y collar blanco, que no es muy apreciado.

  1. La cabeza del Cirneco del Etna es oval en el sentido longitudinal, en el perfil superior da la impresión de ser casi plano, pues el cráneo es poco convexo.
  2. La trufa es en formato rectangular y generalmente es grande, su color varía de acuerdo con la coloración del pelaje, pudiendo ser marrón oscuro, color de carne o aún marrón claro.
  3. El hocico es puntito, con caña nasal recta.
  4. Los maxilares son usualmente bien desarrollados, a pesar de no tener un aspecto fuerte, los dientes también están bien desarrollados, con los incisivos insertados rectos y alineados, la mordida es en tijera.
  5. Los ojos son de color ocre, ámbar o gris, nunca presentándose marrón o avellana oscura; de expresión dulce, tiene el formato oval, pero para pequeños, los bordes de los párpados tienen coloración correspondiente al color de la trufa.
  6. Las orejas se encuentran próximas e insertadas altas, de forma triangular con puntas estrechas, erguidas, con la apertura hacia adelante.
  7. El cuello es de longitud igual de la cabeza, arqueado, con forma parecida a un cono truncado, la piel es fina, ajustada, dejando los músculos aparentes y sin la presencia de barbillas.
  8. La cola es gruesa con el espesor uniforme por toda ella, insertada baja, es larga, alcanzando o sobrepasando los corvejones, cuando el perro está en acción tiende a enrollar sobre el dorso, quedando recta cuando el perro se encuentra en reposo.
Cirneco del Etna
Cirneco del Etna

Tamaño del Cirneco del Etna

La altura a la cruz de los machos varía entre 46 y 52 cm, siendo 50 cm la ideal. La altura de las hembras varía entre 46 y 50 cm, siendo 42 cm a ideal.

Peso del Cirneco del Etna

Machos: de 10 a 12 kg. Mujeres: de 8 a 10 kg.

Región Craneal del Cirneco del Etna

Cabeza: patrón no comenta.
Cráneo: de forma osea en sentido longitudinal; las líneas superiores del cráneo y del hocico son paralelas o poco divergentes. La línea superior del cráneo es ligeramente convexa, pareciendo casi plano, la anchura entre los arcos cigomáticos es menor que la mitad de la longitud total de la cabeza, arcos superciliares poco desarrollados, surco frontal poco desarrollado, cresta occipital casi imperceptible, protuberancia del occipucio poco desarrollada .

Cirneco del Etna Pareja
Cirneco del Etna Pareja

Región Facial Cirneco del Etna

Ojos: de apariencia preferentemente pequeña, color ocre (no cargado), ámbar y también gris, nunca marrón o marrón oscuro. De inserción lateral y expresión dulce. Las rimas de los párpados dibujan un contorno oval con pigmentación igual a la de la trufa.

Cuidados específicos del Cirneco del Etna

Necesita un cepillado regular. Se adapta fácilmente la vida en la ciudad, pero necesita ejercicios constantes, desafíos mentales e interacción con su familia para mantenerse sano.

Salud y Belleza del Cirneco del Etna

No hay problemas de salud directamente relacionados con el perro de la raza Cirneco del Etna.

Historia del Cirneco del Etna

La raza existe en Sicilia hace unos 2.500 años y probablemente desciende del Perro del Faraón, habiendo sido llevada del valle del Nilo, lugar en el que la raza existía mucho antes, para Italia por los fenicios a través de sus rutas comerciales. Durante el período en que los griegos controlaron la región de Sicilia, entre los siglos 5 y 2 aC, surgieron monedas en las que se presentaba un perro muy parecido al Cirneco que es hoy conocido, lo que sirve como una comprobación de su llegada hay por los 2,5 mil años en esa región.

El Cirneco del Etna, o Cirneco dell’Etna como es conocido en los días de hoy, no sufrió sus modificaciones por la intervención humana, sino por su adaptación al terreno en que vivía y la función que desempeñaba. En 1939, el patrón de la raza fue establecido por el zoólogo Profesor Solaro. En el mismo año fue aceptada por el Italian Kennel Club y recibió la adición “Etna” al nombre, debido al Monte Etna, el mayor volcán activo en Europa, ubicado en la costa de Sicilia. La raza se encuentra en toda Italia, principalmente en Sicilia.

 

Características del Cirneco del Etna

Conocido por su resistencia, adaptación a la situación adversa e independencia, ese perro fue muy utilizado en la caza de pequeños animales y aves, utilizando principalmente su olfato en el desempeño de esa función. Su perfil desconfiado con extraños lo convierte en un buen perro de guardia y su temperamento animado, gentil y afectuoso con sus dueños hacen de él un buen compañero.

El perro Cirneco del Etna es muy inteligente y no sólo físico, pero también mentalmente activo, precisando de actividades constantes que atiendan sus necesidades. Es una raza que necesita pocos cuidados y que se adapta bien a los niños y otros animales cuando se relaciona con ellos desde temprano.