Arneses para perro: lo bueno de utilizarlos

Arneses para perro: lo bueno de utilizarlos

Cuando sales de paseo con tu perro quieres asegurarte de que vaya siempre a tu lado y no corra el riesgo de salir corriendo en la calle y de pronto pueda venir un coche y hacerle daño o se vaya muy lejos de ti y no logres alcanzarlo. Uno de los métodos más comunes es usar una correa para paseos, y sujetarla a un collar, sin embargo, si tu perro es muy travieso (como casi todos) y quiere salir corriendo, al hacerlo y tirar de la correa el collar terminará estrangulándolo y asfixiándolo, lastimando su cuello o creando tensión.

Los arneses para perro, la solución para un paseo feliz.

Ante esa situación incómoda en la que el collar lastima al perro y al dueño le incomoda tener que halarlo, se han creado los arneses para perros que son como unas pecheras que sujetan a tu mascota por pecho y patas, así cuando hales la correa para acercarlo a ti no estarás lastimándolo de ninguna manera porque será como si lo agarraras con tus manos para alzarlo por las patas.
Estos arneses vienen con lindos diseños y en distintos tamaños, con la gran ventaja de que son completamente ajustables a la medida de tu perro. Si es un perro chiquito puedes comprar un arnés de talla pequeña y ajustarlo en su pecho hasta que quede de forma apropiada, estará ajustado pero no lo lastimara, por eso son la forma más segura de sacar a pasear a tu perro.
Por eso es que podemos hablar de ellos como la solución para un paseo feliz: si tu perro intenta correr muy lejos de ti, podrás halar la correa sin temor a lastimarlo y el sentirá la presión y se acercará a ti, sin la tos que le causa el tirón del collar.

¿Dónde conseguir un arnés para perro y cuanto puede costar (Arneses para pitbull AQUÍ)?

Un arnés para perro es muy fácil de conseguir en cualquier tienda especializada para mascotas y sus costos no son elevados, de hecho algunos de ellos son más económicos que un collar, a pesar de que ofrecen muchos más beneficios.
Comprar el arnés adecuado para tu perro no es complicado porque, como te dijimos anteriormente, pueden ajustarse a la medida exacta, solo es cuestión de que compres la talla adecuada, porque hay que ser lógicos, no vas a colocarle a un pincher el arnés que le colocarías a un San Bernardo, por mucho que éste se ajuste.

 

Otros artículos de interés…

Articulo: Arneses para perro: lo bueno de utilizarlos